El Sistema Oseo

El Sistema Oseo

El Sistema Oseo, también llamado el esqueleto humano, es la estructura viva de huesos duros cuya función principal es la protección y apoyo a los órganos vitales y la generación de movimiento o no en un el cuerpo.

Lo huesos en el sistema óseo no se tocan, sino que se mantienen unidos gracias a los músculos, tendones y ligamentos. Los tendones fijan los músculos a los huesos y los ligamentos unen los huesos a otros huesos.

Algunos ejemplos de cómo el sistema óseo protege los órganos del cuerpo son:

  • Cráneo: placas duras, curvas y cerradas para evitar golpes en el cerebro
  • Mandíbulas: dan apoyo a los dientes.
  • Costillas y Esternón: protegen el corazón y los pulmones.
  • Espina dorsal: formado por vértebras, protege la medula espinal y sirve de apoyo central al  cuerpo.
  • Pies y Manos: dan flexibilidad, vigor y movimiento.

EL CALCIO

Además de su función en la construcción y mantenimiento de los huesos y dientes, el calcio también tiene otras funciones metabólicas, el calcio es necesario para que el corazón, los músculos y los nervios funcionen debidamente, y también para la coagulación de la sangre. La insuficiencia de calcio contribuye de manera considerable al desarrollo de osteoporosis. 

Una disminución en los niveles de calcio en la sangre obliga al organismo a tomar el mineral necesario de los huesos, y por ello es importante que el faltante sea compensado. En términos generales del consumo de suplementos de calcio es importante en la prevención y tratamiento de numerosas condiciones o padecimientos en donde la constitución del sistema oseo pudiera sufrir debilitamiento.

El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio. Sin suficiente vitamina D, no podemos producir cantidades suficientes de la hormona Calcitriol (Conocida como "vitamina D Activa"), lo que causa que no se absorba suficiente calcio de los alimentos.

La combinación de calcio con vitamina D3 (Colecalciferol) constituye la base de los regímenes preventivos y terapéuticos para la osteoporosis porque reducen la incidencia de las fracturas no vertebrales y de cadera.



Add Comment